El otro Semprún

Se ha muerto en París, con 82 años,  escribiendo hasta el último día.  Aparte de la simpatía que todo individualista despierta en espíritus parejos, sólo conocí parcialmente  su ingente obra periodística de los últimos años.  Suficiente para entrever a un alma libre que supo ver los totalitarismos que a otros cegaron y que, por el camino, deshilachó con la mayor de las irreverencias a los engrandecidos habitantes de la Casa del Padre -la izquierda, claro- aunque a veces sus textos tuvieran un exceso de negritas.

Debo asomarme ahora a sus loadas memorias para ampliar la visión de conjunto y a falta del güisqui que ya no podré compartir con él. Lo que no harán los que ignoran, entre tantas cosas, que hubo otro Semprún.

Alonso Freire

Deja un comentario

Archivado bajo No te cortes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s