Nuestro troll

Uno lo busca como las musas y un día, al fin, aparece para quedarse. Es un paradigma de la neolengua, aunque nacionalista de vieja estirpe. Es decir, alguien que nos trae el perenne recuerdo de la máxima de Valery: la sintaxis es una cuestión moral.

Alonso Freire

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo No te cortes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s