Hartos de la Política

Hará cosa de un mes: mientras me desperezo tengo noticia por la radio de un Manifiesto promovido por intelectuales como Savater, Boadella o Arcadi Espada que denuncia los atropellos hacia el castellano que se vienen produciendo en España, particularmente en las comunidades gobernadas por nacionalistas; en la ducha, más despierto, escucho algunas opiniones sobre el mismo y me pongo como primera tarea del día la lectura del texto; lo que tengo en la pantalla de mi ordenador es tan mesurado y de sentido común que me convierto en abajofirmante aunque tardo unos días en formalizar el trámite por mi pereza habitual ante los papeleos.

Por supuesto, albergo pocas ingenuidades cercano a los seis lustros y menos tras más de una década como ciudadano pensante en España. Quien a ciertas edades tenga la mirada limpia es que no ha querido ver mucho. (“Mirada limpia”, es lo que alegó cierto cineasta patrio para justificar el pelotero documental sobre el mal llamado conflicto vasco que perpetró hace cosa de cinco años). Conozco bien a la clase hegemónica en sus distintas variantes: la nacionalista y la progre. Con la segunda me amamanté antes de abandonar la casa del Padre y frente a la primera me levanté hace tres años tras otro manifiesto con algún firmante en común con el que nos ocupa que culminó con la entrada de tres diputados no nacionalistas, rara avis, en el Parlamento de Cataluña. Ya entonces, la retahíla de gruesas palabras que llegaron desde las estancadas aguas del oasis dieron prueba, a quien quisiera ver, de cómo se las gastan desde la orilla identitaria. Incluso cierto consejero del muy honorable Gobierno de la comunidad catalana, entonces presidido por Maragall -“el catalán es el ADN de Cataluña”- tuvo a bien recordar el infortunado destino -atado de pies y manos y con una rodilla desangrándose tras el disparo de un terrorista de Terra Lliure- de uno de los firmantes de otro Manifiesto sobre las políticas nacionalistas en 1981. Aunque no es de descartar que el ínclito Bargalló, de la ERC que integró sin rechistar a los pistoleros sin arrepentir de la extinta banda terrorista, se refiriera también con su rebuzno a los miles de profesores de enseñanza media que, según datos de la propia Generalidad, abandonaron por esas fechas aquella región.

Naturalmente, escribo esto y firmo el Manifiesto de marras porque estoy politizado. Así nos lo reprocha a los que defendemos la legalidad vigente alguna cándida alma que pulula por Queridos Camaradas siguiendo, tal vez, el consejo de aquel pensador gallego, Bahamonde de segundo por más señas, que instaba a sus allegados a, como él, no meterse en política. Supongo que su hartazgo y el de muchos no impedirá que se hable de política cuando se aborden, pongo por caso, el cambio climático; la eutanasia; el aborto; el sida o el hambre en el Tercer Mundo. Esos hechos “sociales y culturales”. Mi media naranja dice que sería bueno debatir (¿cuándo no Dan?) por lo que temo que le acusen, !horror!, de estar haciendo política.

De momento, aquí van algunos argumentos. Prometo que reincidiré.

Alonso Freire

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo No te cortes

Una respuesta a “Hartos de la Política

  1. DC

    Le contesto por alusiones y como catalanista convencido (les aviso que en cualquier momento puede entrarme la vena independentista), aunque también como cándida alma que piensa que los políticos deben servir a la cuidadanía, no al revés.

    Si vamos a ser metijosos, le concedo el beneficio de la duda, en realidad lo absolutamente aborrecible no es la politización (entendida como la discusión en términos políticos), si no que ciertos grupos políticos se muestren a la opinión pública como abanderados de una problemática que ellos mismos se fuerzan en crear.

    Citando algunos de sus referentes, recuerdo como hace un tiempo el partido de Ciutadans usó esa misma táctica para ganarse un hueco en el parlamento catalán. En realidad, el problema es hacer de ello una excusa (de hecho la única) para pedir el voto. A pesar de que no me resultan un grupo simpático (especialmente debido a las simples ansias de notoriedad de gente como los señores Espada o Boadella), le soy totalmente sincero si le digo que esperaba que aprovecharan esa oportunidad para demostrar que eran algo más que un producto del márketing … pero por desgracia se fuerzan en decepcionarme, optando por una postura política que recuerda sospechosamente al cartel que usaron, justamente, para pedir el voto en las elecciones catalanas.

    A cualquier persona que realmente tenga ganas de saber lo que significa vivir en catalunya, les aconsejo que lo hagan: vengan ustedes y traten, por ejemplo, de contar en cuantas ocasiones les va a ser imposible la convivencia por no saber catalán; luego traten lo inverso, cuenten las veces que les va a ser imposible desenvolverse únicamente en catalán.

    De hecho, la recién nombrada dirigente del Partido Popular se ha negado en rotundo a firmar tal panfleto, ante la firme creencia de que es algo absolutamente innecesario. Y creo que eso es lo que mejor podemos hacer (pocas veces verá usted que me ponga de acuerdo con alguna opinión que venga del PP). Ante una instrumentalización tan burda, creo que se hace necesario exigir un mínimo de decencia en esos grupos, y que se dediquen a ver los problemas reales, más que crear estériles polémicas que sólo consiguen crispar la convivencia.

    La otra actitud que creo viable ante cosas así es, como decimos por aquí: “allà on no ens hi volen, no hi volem estar”.
    Nótese que les voy a dejar esta frase sin traducir, porque, a diferencia de algún medio de comunicación cercano a algún grupo político, yo no creo que ustedes sean tan estúpidos como para no saber lo que significa.
    Ale, ya me salió la vena independentista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s