“…ni obligados por algún gobernador civil”

-De mis recuerdos, cada vez más remotos, de la tele guardo como oro en paño la respuesta que le dio Arcadi Espada…

-Otra vez, es usted, don Alonso, de piñón fijo.

-Lo sé, lo sé, pero qué le voy a hacer, una referencia es una referencia. Le decía que el maestro, contestando a José María Calleja…

-Ah, Calleja, tenga cuidado que hay por ahí quien dice que es un mamporrero del actual régimen.

-Bueno, qué más da. Ha escrito libros notables y necesarios sobre la tragedia vasca (en realidad española) y de su programa de debate guardo algún recuerdo valioso más, como cuando recibió al gran Revel con Rodríguez Braun como anfitrión. Es mucho más de lo que cabe exigirle a un hombre.

-Claro, claro, ahora me saca a Revel y a Rodríguez Braun para congraciarse con sus liberales.

-Nada de eso, se lo juro, me acaba de venir a al cabeza.

-Bueno, al grano.

-!Pero si es usted el que interrumpe!. En fin, le decía que Calleja le preguntó a Espada, hará cosa de siete años, en plena eclosión de OT, tirando de argot periodístico deportivo: “minuto y resultado de la profesión en nuestro país”.

-Je, je, minuto y resultado. Eso lo dice usted a todas horas, cuando llama a alguien con el que ha quedado por la noche, o a su chica….

-Calle, calle, no destape intimidades, ni que yo fuera la ministra mamá Chacón con su fiel Barroso. Bueno, al grano de una vez. Calleja preguntó y Espada, certero, diagnosticó: “Nunca en España, ni obligados por algún gobernador civil, los principales periódicos del país hubieran llevado a sus portadas al Festival de Eurovisión y al señor Uribarri”

-Y se acuerda usted hoy de eso, precisamente.

-Sí, sí, precisamente. Porque por desgracia no hemos cambiado mucho. Sólo El País intenta fruncir un poco el ceño, como es deber de todo periodista que se tenga por tal, pero, ay, se nota demasiado la pugna soterrada con los amigos televisivos de Zapatero, entre los que está el esposo de la señora ministra de Defensa, por cierto. Lo cierto es que todo lo culmina la contraportada del periódico socialdemócrata en la que entrevistan al ínclito Uribarri. Dice, cómo no, que está en el nirvana. Pues eso.

-Pues eso. Pero usted verá hoy el chiki-chiki.

-Eso es como la cesárea (o no) de la ministra. Parte de mi vida privada.

Alonso Freire

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s