Dos jóvenes agentes

Desde el primer momento, o casi, el asesinato de Raúl Centeno Pallón me ha traído a la memoria el primero de ETA, hace casi cuarenta años. Otro guardia civil de similar edad, José Ángel Pardines Arcay, perdía la vida ante los valientes luchadores de las Txapelas unidas. Le dispararon cuando, en cuclillas, inspeccionaba la matrícula de un vehículo. Sorprende que los chicos de la prensa, siempre tan atentos a todo tipo de casualidades temporales, estén pasando por alto el detalle que tan bien les vendría para uno de esos titulares perezosos, del tipo “De Pardines a Centeno”. O quizá no sorprenda tanto, dado que las víctimas de los años oscuros parecen seguir condenadas a salir siempre por la puerta de atrás, aunque en este caso de la parroquia mediática.

++++++++++++++++++++

Son tan nacionalistas, que el terrorismo sólo les preocupa cuando les toca su cortijo. 24 horas antes, muy dignos ellos, querían decidir.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo No te cortes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s