Desvelos (griposos)

En la cadena perpetua redifunden los sermones de nueve de Sor Gabilondo. En el de la semana pasada tras el encuentro entre Zapatero e Ibarreche repetía hasta la saciedad, como buen nacionalista, los términos conflicto y problema para referirse a la comunidad autónoma vasca. Para él, el encuentro de La Moncloa es el de dos decepcionados: un Zapatero al que-¡mecachis!- le salió mal lo de la paz; y un Ibarreche que no la pudo aprovechar para llegar, ¡por fin!, a la Euskalerría soñada. Y lo remataba, en lo más alto del púlpito, con una pequeña regañina acerca de lo bueno que es asumir que uno no pasará a la Historia. ¡Él!, nuestro Murrow.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo No te cortes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s