Inauguración

Queríamos realizar la botadura haciendo balance de estos últimos y maravillosos años. Los de la eclosión bloguera, punto culminante de la revolución que la red ha traído, felizmente, a nuestras vidas. Pero alguno de nuestros referentes más próximos, aquí y aquí, se nos ha adelantado a pedirle bailar a la chica y, cómo no, ella les ha dicho que sí.

Quizá nos esté bien empleado, ya que una de las máximas vitales que tiene pleno vigor en Internet es que lo que has de hacer hazlo pronto. Por eso sólo nos queda, o mejor dicho me queda, ya que mi media naranja dirá lo que le parezca en su momento, chupar rueda de nuestros maestros para poner en claro algunas posturas.

La segunda galaxia Gutenberg puede suponer el final, más o menos total y más o menos prolongado en el tiempo, de la publicación escrita como tal, pero en absoluto el final moral del periodismo en su más amplio y rico concepto. Esto es: la ambiciosa partición jerarquizada del mundo, ya quizá sin un orden concreto pero sí con una voluntad de referencia ineludible. Por supuesto sin perder el concepto del periódico moderno, pequeño mundo dentro del mundo. Justo al escribir estas líneas el INE nos ha dado cuenta de algo que quizá nadie esperaba, empezando por la deslenguada directora de la Biblioteca Nacional: en el último lustro, junto a la eclosión de la que hablábamos y la popularización de la red, se ha producido un aumento del número de lectores/compradores de prensa de papel en España. La noticia abre un sinfín de especulaciones y reflexiones encontradas: ¿es una consecuencia del atraso tecnológico de nuestro país?; ¿la red alimenta, contra el tópico, sus espacios adyacentes, a la manera en la que algunas veces las grandes superficies hacen florecer el pequeño comercio a su alrededor?; ¿los medios digitales no han encontrado aún un lenguaje que les convierta en referencia?.

Al mismo tiempo, recientes estudios nos dicen que somos mayoría los que en Internet consumimos contenidos, además de beneficiarnos de sus innumerables ventajas en cuanto a servicios se refiere. El salto cualitativo, más allá de la a veces mitificada interactividad, supone que como receptores ya no somos esclavos del tiempo de emisión de los contenidos y elegimos el lugar y el momento para ello.

La realidad globalizada de nuestro tiempo, contra lo que apocalípticos e integrados quieren, es compleja y no apta para perezosos intelectuales. En cualquier caso, y como dice un primo mío bloguero, la mejor manera de saber cómo será el futuro es contribuir a construirlo. Bienvenidos.

 

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo 1ª categoria

Una respuesta a “Inauguración

  1. Pingback: Los artículos necesarios « Queridos Camaradas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s